Fundación Sol: “La Reforma Laboral plantea un escenario desfavorable para los trabajadores”

La CUT espera que no se modifiquen los elementos esenciales del texto.

 

Después de la aprobación sobre la idea de legislar el proyecto de Reforma Laboral, hemos recogido algunas voces sobre lo que implica el paso hacia el tercer trámite para la aprobación.

CUT-11-de-julio-10-1600x12001

Será un pulso disputado el que se abrirá en el debate particular para esclarecer los puntos más polémicos que recoge la nueva Reforma. El no reemplazo en huelga, la titularidad sindical y la definición de los servicios mínimos serán algunas de las espinas que los diputados tendrán que desmenuzar para aprobar un texto que seguirá siendo insuficiente para los trabajadores y trabajadoras de Chile.

Para el economista e investigador de la Fundación Sol, Gonzalo Durán, durante la votación de ayer “presenciamos como el Gobierno presenta unas reformas absolutamente moderadas” que plantea un escenario “desfavorable para los trabajadores”. Durán argumenta que la propuesta “no discute temas trascendentales como la negociación colectiva por ramas económicas”, que según el experto “hubiera mejorado los salarios y disminuido la desigualdad además de situar el trabajo en el centro del poder político”. “Pero eso no les interesa”, sentencia.

Otro cambio indispensable parra el experto tiene que ver con la eliminación del reemplazo en huelga y de los servicios mínimos. “La OIT tiene acotados que los servicios mínimos sólo sean por actividades que si se paralizan pongan en riesgo la salud o el medio ambiente y, en cambio, la Reforma Laboral propone que hoy día todos los servicios puedan tener esa garantía”.

Sin embargo, la presidenta de la CUT, Barbara Figueroa, valoró “que se haya producido una votación tan contundente para la idea de legislar” y destacó en positivo el voto del senador independiente Antonio Horvath, quien para Figueroa “ayer se abrió al debate y será de los pocos senadores de la oposición que será parte de la discusión”.

Asimismo, la presidenta aseguró que espera que para el próximo debate “no se modifiquen elementos esenciales como la huelga sin reemplazo o la extensión de los beneficios entre el sindicatos y los empleados”.

En la misma línea se pronunció también el subsecretario del Trabajo, Francisco Javier Díaz, que explicó que la huelga sin reemplazo es una de las ideas matrices del proyecto y que en ese sentido “no hay vuelta atrás” aunque se puedan discutir diferencias de procedimiento y mayores mecanismos de conciliación para empresas pequeñas y medianas.
fuente: El Ciudadano

Comentarios

Saltar a la barra de herramientas